FAMILIA RELOJERA DESDE 1867

Somos seis generaciones de maestros relojeros viviendo una tradición
de pasión por el cuidado del reloj que va más allá de la experiencia.
Nuestro conocimiento y tecnología garantizan la restauración más indicada para sus piezas.
Compromiso por el arte de las horas.


SERVICIOS


  • Restauramos relojes antiguos

    De época, ingleses, franceses, alemanes, austriacos, carillones, cajas de música, autómatas,… Además de relojes de pulsera y bolsillo.

  • Fabricamos piezas

    Trabajamos de forma artesanal en la fabricación de piezas mediante torno y fresadora.
    Además teneos gran cantidad de fornituras de época: cristales, esferas, agujas…

  • Conservamos colecciones privadas

  • Si no puedes traer tu reloj, lo recogemos a domicilio

  • Presupuestos sin compromiso


SOBRE NOSOTROS

La saga de relojeros comenzó con Bonifacio Santolaya en la zona de La Rioja. Allí primero él, y más adelante su hijo Pedro Santolaya, mantenían y conservaban los relojes de la zona. Florentino Santolaya, hijo de este último, iniciado en el oficio gracias a ellos, regentaría más adelante en Almazán (Soria) la relojería de su tío Pablo Sanz, quién le crió como un hijo.
Pablo Santolaya, hijo de Florentino, fue enviado a Madrid a realizar el servicio militar, y allí conoció a Pilar. Se instalaron en la capital y en 1954 abrió la tienda de la calle Murillo 8. Pablo comenzó a aprender el oficio en Almazán y continuó formándose en Madrid con Faustino Fernandez.
Partiendo de cero en Madrid rápido logró ganar una buena reputación como relojero, conservando y restaurando importantes colecciones privadas y contagiando su amor por los relojes a sus clientes con su amabilidad y don de gentes. En aquellos tiempos, tras la hora del cierre, era frecuente la reunión de coleccionistas y amantes de los relojes en la pequeña trastienda del local para charlar sobre sus últimas adquisiciones o descubrimientos.

Placeholder

Galería de fotos antiguas
Placeholder

Pocos años después nació Manuel Santolaya, y desde pequeño rondaba por el taller interesándose por aquellas máquinas que hacían tictac en las que trabajaba su padre. Allí comenzó su aprendizaje, duro y completo, conociendo las diferentes materias necesarias para la restauración de relojes antiguos: torno mecánico y manual, tallado y fresado de engranajes, temple y revenido de aceros, taladros y roscados de precisión, de ajuste, fabricación de piezas,… para continuar su formación en la Escuela de Relojería de Madrid.
En 1982 ganó por oposición una plaza en el Taller de Relojes y Autómatas de Patrimonio Nacional (una de las colecciones más importantes del mundo, con más de setecientas piezas) , estando desde el primer momento al cargo de las piezas más complejas de la colección y actualmente como encargado de los talleres. Durante estos años ha impartido cursos de relojería para la Comunidad de Madrid y en las Escuelas Taller de Patrimonio Nacional, publicado artículos sobre diferentes restauraciones y participado como experto formativo en la elaboración del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales junto al INCUAL del Ministerio de Educación.
Su hija Aránzazu Santolaya lleva ya varios años trabajando en la tienda, tras formarse en la Escuela de Relojería de Gabriel Lobato y en Destempo (Escuela de torno para relojería) además de en Santolaya, por supuesto, y eso nos hace muy felices, además de a nuestros clientes.
.


Referencias en los medios
Placeholder

Bonifacio Santolaya

(1839-1912)


Placeholder

Pedro Santolaya

(1868-1928)


Placeholder

Florentino Santolaya

(1904-1952)

Placeholder

Pablo Santolaya

(1930-2001)


Placeholder

Manuel Santolaya

(1957)


Placeholder

Aránzazu Santolaya

(1990)

CONTACTO

Entre las estaciones de Metro de Quevedo e Iglesia y al lado de la Plaza de Olavide.
La plaza de Olavide dispone de parking.

HORARIO
L-V: 10:00 – 13:00 // 17:00- 20:00
Sábados cerrado

  • relojeriasantolaya@telefonica.net
  • +34 91 447 25 64
  • C/ Murillo 8 – 28010 MADRID

Placeholder